¿Es seguro el plástico ABS?

Es seguro el plástico ABS

¿Es seguro el plástico ABS? En resumen: es tóxico mientras se imprime, pero el producto final es seguro. 

 

Los LEGO están hechos de ABS, y probablemente no tengas problema en que tu hijo los utilice. Pero los humos que emite el ABS cuando se calienta en la impresión 3D son perjudiciales y deben evitarse. Sin embargo, puedes protegerte.

 

No hay que tener miedo a la impresión 3D en general, ya que existen medidas de seguridad eficaces si decides utilizar el ABS.

 

¿Qué hace que el ABS sea peligroso?

 

¿Es seguro el plástico ABS? Antes de evaluar las alternativas y las medidas de protección, es razonable saber qué es exactamente lo que hace que los humos del ABS sean tóxicos.

 

ABS son las siglas de Acrilonitrilo Butadieno Estireno, los tres componentes que se mezclan para crear el polímero resultante.

 

De hecho, ajustando las proporciones de los componentes, (e incluso añadiendo o sustituyendo algunos) se produce un gran número de tipos diferentes de ABS, ya que la mayoría de los disponibles comercialmente comparten los mismos riesgos para la salud.

 

Si este material se calienta a más de 400 grados se rompe y libera sus componentes en el aire. El butadieno es un carcinógeno conocido y el acrilonitrilo posiblemente también lo sea. Claramente, esto es extremadamente peligroso.

 

En la impresión 3D, el ABS se calienta sólo hasta unos 230 grados A esta temperatura, aunque no se producen humos de butadieno, algunas emisiones problemáticas siguen entrando en el aire. El problema son los COV (compuestos orgánicos volátiles) y las UFP (partículas ultrafinas), y la exposición prolongada a ellos está claramente asociada a enfermedades pulmonares y cardíacas, incluido el cáncer.

 

Las partículas ultrafinas son partículas de menos de 1 micrómetro de diámetro. Por lo tanto, se introducen fácilmente en el organismo cuando se respira, e incluso llegan directamente al torrente sanguíneo a través de los pulmones.

 

Los compuestos orgánicos volátiles tienen una alta presión de vapor a temperatura ambiente ordinaria. En nuestra situación, esto significa que se escapan fácilmente del plástico y saturan la habitación con gases que no quieres tener a tu alrededor.

 

Estas partículas son las que nos tienen que preocupar ya que estamos utilizando filamento ABS para imprimir en 3D. 

 

Además, si miras las piezas de una impresora 3d que haya trabajado mucho con ABS (y que no se haya limpiado con acetona) verás una capa importante de residuos de plástico. Si cometieras el error de poner la impresora cerca de tu cama mientras está trabajando, eso es aproximadamente lo que le pasaría a tus pulmones al respirar los humos durante un largo periodo de tiempo.

 

Medidas de seguridad: ¿Es seguro el plástico ABS?

 

Aquí seremos bastante breves. El mejor consejo es mucha ventilación. Sería bueno reemplazar todo el volumen de aire de la habitación 4 veces cada hora. Y el segundo consejo es mantenerse alejado de la habitación mientras la impresión está en marcha y durante 20 minutos después de que haya terminado.

 

Aunque ahora mismo las veamos como seguras, se aconseja operar todas y cada una de las impresoras 3D y filamentos con una buena ventilación. Es simplemente sentido común y por si más adelante se hacen algunos descubrimientos que nos hagan lamentar no haberlo hecho.

 

En GlobaPlast queremos conocer tu opinión. Por ello ¡hazla saber en los comentarios!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.