El Polipropileno y el Plástico Reciclado

Globa Plast - El Polipropileno y el Plástico Reciclado - titulo

En la presente publicación se explicará todo lo que necesitas saber sobre el polipropileno y el plástico reciclado. Debemos comenzar por el inicio. ¿Qué es el polipropileno? El polipropileno es un polímero termoplástico reciclable ampliamente utilizado en muchos productos diferentes. Algunas de las características del polipropileno es que es resistente a diferentes disolventes químicos, ácidos y bases. Otra característica muy importante del polipropileno es qué es reciclable.

 

El polipropileno es el polímero más versátil y más fácil de reciclar. Además, es uno de los materiales más utilizados en el embalaje para bienes de consumo. Sin embargo, este embalaje no se recicla ampliamente. Por lo tanto, el polipropileno es prácticamente inexistente como material reciclado de calidad alimentaria. Eso ocurre debido a la incapacidad de separar el polipropileno de calidad alimentaria de el polipropileno no alimentarios. Sigue leyendo para saber más acerca del polipropileno y el plástico reciclado.

 

Las datos básicos sobre el polipropileno y el plástico reciclado

 

El polipropileno es un plástico polimérico que forma parte de la familia de la poliolefina. Esto se refiere a polímeros producidos a partir de alquenos. Es un material altamente versátil y resistente que tiene muchas propiedades físicas beneficiosas. Aún así, lo más importante es también reciclable. Resiste la acción de muchos solventes químicos.

 

El polipropileno y el plástico reciclado, las propiedades y aplicaciones 

 

El polipropileno es un material extremadamente versátil y se puede utilizar para una amplia gama de aplicaciones. Se trata de un tipo de plástico que es resistente pero flexible. Por lo tanto, es clasificado como semirrígido. 

 

Podemos decir del polipropileno qué extremadamente resistente al calor, a los productos químicos y a la fatiga. Además, es translúcido y tiene una propiedad de bisagra integral. El polipropileno tiene una amplia gama de usos en la fabricación de diversos productos.

 

El polipropileno y el plástico reciclado, la importancia del reciclaje de polipropileno

 

El punto de fusión y la fuerza del polipropileno lo convierten en el material de envase de plástico más popular. Sin embargo, al mismo tiempo es uno de los plásticos post-consumo menos reciclados, a una tasa inferior al 1 por ciento para la recuperación post-consumo.

 

Debido a la corta vida útil de los envases fabricados en polipropileno, la mayoría de estos termoplásticos terminan en vertederos como residuos. Los productos hechos de polipropileno se degradan lentamente en los vertederos y tardan alrededor de 20-30 años en descomponerse por completo. 

 

Esta característica plantea graves preocupaciones ambientales. Los aditivos utilizados en productos de plástico pueden contener toxinas como el plomo y el cadmio. Los estudios sugieren que el cadmio contenido en productos plásticos tiene el potencial de filtrarse. Por lo tanto, puede tener consecuencias extremadamente perjudiciales para una serie de bio-sistemas. Además, la quema de termoplásticos como polipropileno puede descargar dioxinas y cloruro de vinilo.

 

Entonces, ¿por qué es importante el polipropileno y el plástico reciclado? El reciclaje de polipropileno es la mejor opción disponible para manejar esta situación de una manera ecológica y rentable.

 

El polipropileno y el plástico reciclado, el reciclaje de polipropileno

 

Mientras que el polipropileno se encuentra fácilmente entre los materiales de envases de plástico más populares del mundo, solo alrededor del 1% se recicla. Esto significa que la mayoría de el polipropileno se dirigen al vertedero. Estos se descomponen lentamente durante 20-30 años. Esto plantea problemas ambientales graves, aparte de los aditivos tóxicos en polipropileno como el plomo y el cadmio. La incineración puede liberar dioxinas y cloruro de vinilo, ambos venenosos.

 

A pesar de dichos problemas, el consenso general es que el polipropileno tiene un potencial considerable como producto sostenible. Para que el reciclaje de polipropileno sea económicamente viable, se deben tener en cuenta varios factores, sobre todo su dificultad y gasto.

 

Hay cinco pasos en el reciclaje del polipropileno, a saber, recolección, clasificación, limpieza, reprocesamiento y producción de nuevos productos.

 

Primero, el polipropileno debe estar separado de otros polímeros plásticos. Esto se logra mediante la separación basada en la densidad específica única del polipropileno que permite que flote mientras que otros polímeros tales como se hundirán.

 

Otra técnica de separación se basa en el índice de flujo de fusión, mientras que una tercera se basa en la disolución y precipitación del polipropileno. Una forma sencilla de identificar polipropileno es mediante el uso de técnicas de radiación infrarroja cercana (NIR). Debe tenerse en cuenta que esto no puede funcionar con plásticos de color oscuro, ya que absorben la radiación.

 

El reprocesamiento del polipropileno incluye la fusión a una temperatura superior a 400 F en una extrusora, seguida de la granulación para su uso en nueva producción. El polipropileno finalmente se ve afectado por la degradación térmica. Esta es una propiedad que compromete la intensidad estructural del plástico. Esto ocurre debido a que los enlaces entre el hidrógeno y el carbono se debilitan. 

 

Esta degradación varía con el uso del polipropileno. Sin embargo, en general se consideran posibles cuatro bucles cerrados de reciclaje antes de que el impacto negativo de la degradación térmica sea perceptible. El polipropileno reciclados se mezclan generalmente con el polipropileno virginales en el hasta 50% para producir nuevos productos tales como ropa o equipo del patio.

 

El polipropileno y el plástico reciclado, los beneficios ambientales del reciclaje del polipropileno

 

El reciclaje de polipropileno está emergiendo como una opción importante y económicamente viable a gran escala. El principal beneficio del reciclaje del polipropileno es la reducción en el consumo de recursos crudos y finitos como el petróleo y el gas propano.

 

Se estima que alrededor del 8% del petróleo utilizado en todo el mundo se utiliza en los métodos tradicionales de producción de plástico. Gracias a esta relación con la producción de petróleo y gas, el uso de energía puede reducirse cuando el plástico se produce a partir de plástico reciclado.

 

Dada su flexibilidad inherente, el polipropileno se pueden reciclar de nuevo en muchos productos diferentes. Por ejemplo:

 

 

Alrededor del 30% del polipropileno se recicla de las principales industrias. Sin embargo, una proporción significativa todavía se vierte en vertederos. El polipropileno es un plástico duradero que puede soportar un rango de temperaturas y sustancias.

 

En resumen

 

El polipropileno es de uso general para una amplia variedad de productos. Cuando se recicla, el polipropileno se puede convertir en cuencos de mezcla, espátulas y tablas de cortar.

 

También se puede convertir en palas y regaderas, cajas de baterías automotrices, embudos de aceite y raspadores de hielo, contenedores de almacenamiento y paletas de envío. En GlobaPlast contamos con una amplia variedad de opciones de plástico reciclado para tu negocio. Contáctenos hoy para recibir más información.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.